martes, 4 de septiembre de 2012


“Un camino que la comunidad cristiana ofrece a muchas personas
que viven con la nostalgia de Dios y el deseo de reunirse con Él de nuevo”[1]


Un nuevo patio de los gentiles para transmitir la fe

www.catequista.org



La nueva evangelización es, en este momento histórico, un tema de reflexión de la Iglesia sobre sí misma y sobre su modo de anunciar. Requiere cuidado y discernimiento y una profunda comprensión del hombre, que es su destinatario, y de la cultura en la que él vive. Algunos la han denominado “comunicacional[2]” por el auge que en ella presentan los diversos medios de comunicación.

“Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación y los medios de comunicación social, en general, contribuyen significativamente a la comunión. Nos acercan al extranjero, al que piensa distinto, al diferente. Ellos entran a nuestra casa “en simultáneo”, invitándonos permanentemente a la hospitalidad y al discernimiento[3]”.

El espacio virtual es un nuevo patio de los gentiles en la cultura comunicacional. Está habitado por creyentes y no creyentes. En la diversidad de propuestas y creencias, la fe cristiana puede dialogar con el hombre de este tiempo y su cultura.  Allí  se halla el punto de encuentro con la nueva humanidad, como camino que la Iglesia[4] debe recorrer  en su tarea evangelizadora. Allí vamos, hacia allí peregrinamos. No podemos estar ausentes puesto que el espacio virtual es tierra de misión. Está habitado por una nueva humanidad: hombres y mujeres que enfrentan su libertad a múltiples creencias y en cuyos corazones crece la indiferencia y el olvido de la fe.
        I.            La comunidad virtual en la nueva evangelización
“La comunidad cristiana es la realización histórica del don de la comunión (koinonía), que es un fruto del Espíritu Santo. La ‘comunión’ expresa el núcleo profundo de la Iglesia universal y de las Iglesias particulares, que constituyen la comunidad cristiana referencial. Ésta se hace cercana y se visibiliza en la rica variedad de las comunidades cristianas inmediatas”…[5]
La comunión es, por lo tanto, el rasgo por excelencia de una auténtica comunidad eclesial. Don del Espíritu Santo y reflejo de la comunión trinitaria. El espacio virtual admite la conformación de una comunidad con este talante. Por eso, estamos en condiciones de afirmar su eclesialidad y su potencialidad evangelizadora. El espacio virtual, como nueva forma cultural, aporta la existencia de verdaderas comunidades virtuales que viven el don de la comunión.
Las siguientes dimensiones resultan verdaderas notas esenciales de una comunidad eclesial y se las puede reconocer en una comunidad virtual: la dimensión  profética (o de la fe anunciada), la dimensión celebrativa (o de la fe hecha oración, canto y fiesta) y la dimensión diaconal (o de la fe vivida y testimoniada).
Creer que el espacio virtual[6] puede albergar a una comunidad eclesial es creer en la potencialidad comunicativa de las nuevas tecnologías para la información y la comunicación. También es creer en la capacidad relacional del hombre. Su existencial necesidad de trascendencia lo capacita para salir de sí mismo y para entablar los vínculos interpersonales en los que se apoya una verdadera comunidad. Sobre todas las cosas, es creer en la creatividad del Espíritu Santo que, como Señor y dador de vida, otorga a la comunidad el don de la comunión.
 “El Año de la Fe quiere ser un camino que la comunidad cristiana brinda a los que viven con nostalgia de Dios y con el deseo de encontrarlo de nuevo”.[7] En este kairós, como tiempo privilegiado que Dios regala a su Pueblo, el ISCA es un instrumento para la nueva evangelización. Opta por la formación superior de los catequistas y por la reflexión catequética como caminos para hacer crecer, en su conciencia misionera, a quienes se sienten llamados a transmitir “la fuerza y la belleza de la fe.”[8]

  1. Programa de Formación Virtual
El ISCA es una comunidad eclesial al servicio de la formación superior de los catequistas y de la investigación catequética en Latinoamérica. A lo largo de los últimos doce años ha desarrollado un “Programa de Formación Virtual” que implementa caminos diversos para la nueva evangelización. Asume la cultura comunicacional  como un escenario en el cual la catequesis vive el desafío de comunicar hoy lo que Dios nos ha revelado.
El Programa del ISCA promueve las nuevas tecnologías para convertirlas en instrumentos para la formación de catequistas. Según venimos diciendo, el espacio virtual puede albergar un espacio eclesial y es posible la conformación de comunidades virtuales en las que se realiza la evangelización.
“Hacer cercano lo distante” y “Pensar la catequesis”. Estos criterios rectores se desplegaron, paulatinamente, a través de distintos servicios. El sitio virtual, [9] vehiculizador del Programa, no es formativo solamente porque ofrece cursos y talleres. Expresa su identidad formativa a través de distintos servicios que convocan a los catequistas a la reflexión, el estudio, la investigación, el diálogo y la participación. 

El sitio del ISCA recibió el premio “MATE.AR”, en la categoría “Educación”. Este premio fue instituido  por las cámaras  y organizaciones del sector de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Entre 3000  participantes de todo el país, el premio fue otorgado por los contenidos, el diseño y la interactividad con los visitantes del sitio.

El haber situado creativa y equitativamente las nuevas tecnologías al servicio de la comunión y del diálogo eclesial permitió favorecer espacios de reflexión y formación permanente, abiertos a los agentes de la acción catequística internacional,  nacional, regional y diocesana. Se consolidó un proceso de investigación catequética en el que se favorece el diálogo con la Teología y con otros campos del saber, según una concepción pluridisciplinar que responde a la complejidad de la catequesis, como proceso y como acto.

Pbro. José Luis Quijano
Rector del ISCA





Implementación del Programa

·         Desarrollo de la plataforma virtual con la incorporación permanente de nuevos servicios acordes a la diversidad de destinatarios y a los escenarios cambiantes, en la actual cultura comunicacional.
·         Diseño e implementación del plan de estudios de la Tecnicatura en Pastoral Catequística y de la Licenciatura en Catequética e incorporación en el sistema argentino de educación formal.
·         Estudio acerca de la configuración del sitio, en orden a su carácter formativo e interactivo.
·         Reflexión permanente acerca del estilo pedagógico del acompañamiento en los cursos, talleres y carreras. Este estilo se observa en la fuerte interactividad de profesores y alumnos que generan una comunidad virtual de formación, oración y servicio.
·         Análisis y ajuste permanente de los entornos de aprendizaje implicados en el Programa: recepción y uso de usuario y contraseña por parte de los alumnos, ingreso y recorrido de la plataforma según la dinámica “acción – reflexión – acción” en los textos y actividades de las unidades y los módulos, tutorías virtuales, entrega de producciones a los correctores y devoluciones según los criterios de evaluación anticipados en cada módulo.
·         Implementación del Aula Abierta, como un espacio de enseñanza no formal en el que todos pueden participar sin requisitos de inscripción, sin costos y sin compromisos de continuidad, salvo los que el propio lector quiera atribuirse, sin descuidar la calidad de la propuesta.  Trae la experiencia reflexionada de renombrados catequetas internacionales: P. Lic. Francisco Merlos Arroyo (Méjico), P. Dr. André Fossion (Bélgica) y P. Lic. Emilio Alberich (España), entre otros.
·         Redacción y envío a 18.500 suscriptores del Comunicándonos. Este boletín digital formativo e informativo incluye artículos de autores nacionales e internacionales: P. Lic. Álvaro Ginel (España), P. Lic. Francisco Van Den Bosch (Argentina) y P. André Fossion (Bélgica), entre muchos otros.
·         Implementación del Javaiá. Esta palabra hebrea significa “experiencia” o “vivencia”. El servicio consiste, justamente, en la presentación de experiencias catequísticas reflexionadas, en orden a una catequesis más comprometida.
·         Desarrollo del Observatorio Catequístico. Constituye una modalidad para la reflexión catequética, a través de textos para el estudio y de un foro virtual abierto a la experiencia reflexionada y al saber de los catequistas de Latinoamérica.
·         El ISCA, como productor de contenidos, se manifiesta a través de la formulación e implementación de una veintena de cursos en línea, que alcanzan un nivel superior de formación a través de los contenidos, la bibliografía,  los criterios de evaluación, las producciones requeridas a los interlocutores y la idoneidad de los profesores: P. Dr. Carlos Galli (Argentina), Dra. Paola Del Bosco (Argentina), P.  Dr. Víctor Manuel Fernández (Argentina), P. Dr. José Caamaño (Argentina) y P. Lic. Álvaro Ginel (España), entre muchos otros.
·         Realización bianual de Jornadas Nacionales de Catequética. Al término de cada una se elabora un “Documento de Apertura” orientado a la continuidad de la reflexión sobre el tema de las Jornadas en alguno de los espacios de docencia e investigación del ISCA. Durante el año 2011 se realizó el Primer Seminario Nacional de Catequesis (SENAC), cuyos aportes fueron recogidos en las tres exposiciones del Secretario de la Congregación para el Clero y Delegado Papal, Mons. Celso Iruzubieta durante el III Congreso Nacional de Catequesis. http://www.isca.org.ar/jornadas/senac/senac.php
·         Realización periódica de los Encuentros de Catequesis y Nuevas Tecnologías (CNT). Ellos desarrollaron vías de intercambio y de sinergia entre catequistas y comunicadores, en orden a una catequesis que incorpora las TICS. Estos encuentros dan lugar a la realización de actividades compartidas con otros sitios católicos. http://www.catequista.org/jornadas/cnt3/isca-jornadas-cnt3-info.php. Con el apoyo tecnológico facilitado por la Red Informática para América Latina (RIIAL) se acerca el pensamiento de catequetas y comunicadores de diversos países del mundo. Una amplísima audiencia latinoamericana puede interactuar, a través del recurso del video  - diálogo y de la video – conferencia, con el P.  Dr. André Fossion (Bélgica), el P. Lic. Álvaro Ginel (España), el P. Dr. Lucio Ruiz (Vaticano), el Hno. Dr. Enzo Biemmi  (Italia) y el Hno. Dr. Balbino Juárez (Guatemala), entre otros.


Participación del ISCA en ámbitos nacionales e internacionales para el intercambio de saberes y experiencias de formación permanente y de investigación catequética.

Pontificia Universidad Católica Argentina: La vinculación queda establecida, sobre todo, por la participación de profesores invitados en los cursos o jornadas y encuentros del ISCA: Pbro. Dr. Carlos Galli, Pbro. Dr. Víctor Manuel Fernández y Pbro. Dr. José Caamaño, entre  muchos otros. A partir de la Primera Jornada Nacional de Catequética se favorece el diálogo entre la catequesis y la teología, a través de la mutua colaboración del ISCA y de la Facultad de Teología de la UCA.

Junta Nacional de Catequesis de Argentina. Los miembros del ISCA participan regularmente en los Encuentros Nacionales de Directores, los Encuentros Regionales y los Encuentros Nacionales de Áreas organizados por la Junta Nacional de Catequesis.

Departamento de Comunicaciones del CELAM: El Rector del ISCA ha participado, como expositor, en el Encuentro Latinoamericano con profesores de Seminarios en el Área de Comunicación Social, abordando el tema del espacio virtual como espacio eclesial y sus incidencias e implicancias en la formación de los agentes de la evangelización. También participa, como invitado especial, en los encuentros de las Comisiones Episcopales de Catequesis de América del Sur.

RIIAL: El ISCA integra esta red que, como instrumento para el encuentro y la evangelización, busca acortar distancias, reducir tiempos, disminuir costos, reunir conocimientos y distribuir información. El Rector del ISCA integra el Comité Central de la RIIAL.

SCALA: En el intercambio con la Sociedad Latinoamericana de Catequetas se reflexiona acerca de las implicancias y alcances de la virtualidad como mediación en la formación de catequistas. El Rector del ISCA es miembro de esta asociación de catequetas.

Universidad Católica del Norte (UCN) Colombia: En el diálogo con la UCN se analiza el intercambio entre ambas instituciones a través de los contenidos aportados por el ISCA y de la plataforma virtual de esta Universidad, para vehiculizarlos.

VyE Multimedios. Perú: Se mantiene un diálogo permanente con  esta organización eclesial que está al servicio de la comunicación y la formación de agentes de la evangelización. Se realizan encuentros en vistas a la  implementación de una instancia formativa conjunta.

Catholic.net. Méjico: El ISCA colabora permanentemente con contenidos publicados por esta organización amiga que realiza el servicio de la evangelización en el espacio virtual.

Equipo del P. Roberto Viola. Uruguay: En la búsqueda de caminos nuevos para la formación de catequistas, este equipo participa en encuentros con miembros del ISCA. Abordan la temática de la formación virtual de los catequistas, la eclesialidad de una comunidad virtual, sus alcances y limitaciones.

AECA: El ISCA participó en las tres últimas asambleas de la Asociación Española de Catequetas, estrechando los vínculos con ella a través del Padre Lic. Álvaro Ginel,  (expositor en las IV Jornadas Nacionales de Catequética) y  a través de su Presidente y Asesor del ISCA, P. Lic. Emilio Alberich.

Lumen Vitae. Bélgica: Se abordan obras y artículos de su producción bibliográfica en los diversos servicios que el ISCA ofrece y se realiza un permanente intercambio con el Padre André Fossion, ex – director del Instituto Lumen Vitae, quien participó en las Jornadas de Catequética, a través del recurso de la video – conferencia.

Equipo Europeo de Catequesis (EEC): El P. José Luis Quijano y el Lic. Luis Benavides participaron en el Congreso Internacional realizado en Lisboa durante 2008 acerca del tema “La conversión misionera de la catequesis”. El Hno Enzo Biemmi, presidente del EEC, fue uno de los expositores principales del Seminario Nacional de Catequesis, que se realizó como aporte al III Congreso Nacional de Catequesis.



[1] Cfr. Presentación del Año de la Fe por el Presidente del Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización, Mons. Rino Fisichella. http://www.news.va/es/news/presentacion-del-ano-de-la-fe
[2] Concepto acuñado por los Obispos de la Argentina en “La Patria requiere algo inédito”. Nº 6. 81ª Asamblea Plenaria de la CEA. 12 de mayo de 2001.
[3] Cfr. Quijano, José Luis, “Un nuevo hombre para una nueva humanidad”, Buenos Aires, 2006. http://www.riial.org/espacios/evcomcu/evcomcu_nuehom_nuecomv.pdf
[4] Redemptor hominis Nº 14.
[5] DGC Nº 253
[6] “Para la Iglesia, el nuevo mundo del ciberespacio es una llamada a la gran aventura de usar su potencial para proclamar el mensaje evangélico. Internet puede ofrecer magníficas oportunidades para la evangelización si se usa con competencia y con una clara conciencia de sus fuerzas y de sus debilidades...  Quiero exhortar a toda la Iglesia a cruzar intrépidamente este nuevo umbral, para entrar en lo más profundo de la red, de modo que ahora como en el pasado, el gran compromiso del Evangelio y la cultura muestre al mundo ‘la gloria de Dios que está en la faz de Cristo’ – 2ª Cor. 4, 6.” (Beato Juan Pablo II, en su mensaje para la XXXVI Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, 12 de mayo de 2002.)
[7] Cfr. Presentación del Año de la Fe por el Presidente del Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización, Mons. Rino Fisichella.
[8] Porta fidei Nº 4.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.